El entrenamiento de un potro antes de la doma es crucial para su futuro desarrollo. Antes de comenzar cualquier tipo de entrenamiento formal, es importante que el potro tenga un buen manejo y una base sólida de habilidades fundamentales. Quizá pienses que el entrenamiento del potro empieza en la doma, pero, la realidad es que debería empezar mucho antes y te voy a explicar el por qué.

Uno de los aspectos más importantes del entrenamiento de un potro es el movimiento. Los potros deben poder y querer moverse libremente y a desarrollar su coordinación y equilibrio natural. Esto puede incluir correr y jugar con otros potros o caballos en un prado. Es importante que el potro tenga la oportunidad de estirarse y fortalecer sus músculos durante el crecimiento.

Se ha visto que cómo se tiene a los potros es clave para el desarrollo de las estructuras. Por ejemplo, el cartílago de un potro que vive en box no tiene nada que ver con un potro que vive suelto y se mueve. Esto mismo se ha visto con los huesos y su cambio con los sprints (típicos de los potros cuando juegan). El desarrollo de los potros puede cambiar con el alojamiento.

El correcto manejo también es crucial antes de comenzar la doma. El potro debe estar acostumbrado a ser manejado por las personas y debe ser capaz de tolerar la presencia de personas en su espacio personal. También es importante enseñar al potro a aceptar el contacto físico progresivo, incluyendo actividades como el cepillado y la limpieza de los cascos.

En resumen, el entrenamiento de un potro antes de la doma es fundamental. El movimiento, el juego y el correcto manejo son aspectos clave del entrenamiento que deben ser abordados antes de que el potro esté listo para ser montado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *